¿Qué hacemos?

Reunión Preliminar

Las empresas que estén pensando admitir un socio, inversor o comprador, deberían contactar con nosotros para tener una reunión preliminar, sin compromiso alguno.

Si ya tenemos un cliente en cartera que busca una empresa con características que coinciden con las suyas, le presentaremos obviamente, a este cliente como posible inversor.

Si no tenemos a un cliente que esté buscando una empresa española similar a la suya, entonces sinceramente recomendamos que tome la iniciativa a través de un Mandato de Venta. De esta manera, sus objetivos se pueden alcanzar de una forma proactiva, sistemática, exhaustiva y profesional.

Después de la firma del Mandato de Venta, nuestro trabajo engloba, normalmente, los siguientes pasos:

Recopilar Información

Visitamos las instalaciones del cliente tantas veces como sean necesarias y nos entrevistamos con sus dueños para recoger y analizar información detallada sobre la empresa, sus actividades y sobre los objetivos de los dueños. Para facilitar este trabajo, suministramos a priori al cliente, una Guía de la Información Requerida, que desglosa toda la información que necesitaremos.

Análisis

Analizamos, en detalle, los Balances y las Cuentas de Explotación de la empresa. Una parte muy importante de nuestro trabajo está en ajustar los datos financieros históricos, para reflejar como estará la empresa después de la venta. Ésto implica la segregación de todos los gastos no operativos. Luego, ponemos la información financiera en formato internacional comprensible para empresas extranjeras.

Valoración

Basándonos en varios métodos internacionalmente aceptados; y en las condiciones de mercado prevalecientes en España al momento, ayudamos al cliente en la valoración de su empresa, o bien, en la valoración de cualquier otra transacción que se desee.

Cuaderno de Venta

Redactamos un Cuaderno de Venta (normalmente de 20 a 40 páginas), en inglés, describiendo al cliente, su gama de productos o servicios, sus mercados, redes de distribución, competidores, proveedores, activos principales, situación financiera, organización y plantilla, etc. Presentamos a la empresa en un formato internacional y muy profesional. Resaltamos, con habilidad, los aspectos más destacables, y suavizamos los puntos más débiles de nuestros clientes.

Plan de Marketing

Formulamos un plan de Marketing y definimos los tipos de compradores o inversores que podrían estar interesados en nuestro cliente. Analizamos las posibilidades dentro de su propio sector industrial, así como en los de sus clientes, o de sus proveedores. Igualmente consideramos empresas de otros sectores que sabemos están en proceso de diversificación; así como grupos financieros y firmas de capital riesgo.

Prospecciones

Según el plan de marketing establecido, realizamos una amplia prospección, a escala internacional y nacional, para localizar a inversores potenciales. Normalmente cubrimos los países más importantes de Europa, Norte y Sudamérica, y Japón. Dependiendo de los deseos y objetivos del cliente y de su sector industrial, suprimimos a algunos países o añadimos a otros.

“Mailings” y Otros Contactos

Mandamos cartas confidenciales a dichos inversores potenciales, describiendo a nuestro cliente, sin divulgar su identidad. Enviamos también información a nuestros asociados extranjeros, especializados en fusiones y adquisiciones de empresas.

Suministro de Información

Mandamos el “Cuaderno de Venta” a los inversores potenciales que se interesen y soliciten más información; pero solamente después de la firma de una Carta de Confidencialidad y solamente con el permiso de nuestro cliente. Mantenemos contactos permanentes por teléfono, telefax, e-mail, correo y personalmente.

Negociación

Organizamos y participamos en todas las visitas de los compradores potenciales a las instalaciones de nuestro cliente. Creamos un ambiente de cooperación y no de conflicto en todas las negociaciones, teniendo siempre en cuenta, los intereses de nuestro cliente. Problemas de idioma y las muchas complicaciones de tratar con empresas más experimentadas que nuestro cliente en la compraventa de empresas (multinacionales o grupos financieros) son evitados.

Aparte de negociar un alto precio, otro objetivo muy importante es minimizar las garantías que debe ofrecer nuestro cliente al comprador para cubrir las posibles contingencias fiscales, u otras.

Dado que nuestros profesionales están involucrados habitualmente en negociaciones similares, podemos ofrecer un abanico de fórmulas viables para cerrar una operación, que nuestro cliente y el comprador solos, ni se podrían imaginar. Encauzamos, con frecuencia, operaciones ya “descarriladas”.

Asesoramos también en la formulación de una estructura eficaz para minimizar el impacto fiscal sobre el cliente. Finalmente, mediamos entre nuestro cliente y el comprador, la Carta de Intenciones / Memorándum de Acuerdo que formará la base del contrato de compraventa definitivo.

Nuestra mediación permitirá:

conseguir un mejor precio,

acortar tiempo,

reducir impuestos y

asegurar la confidencialidad.

Coordinación y Cierre

Entablamos un plan y calendario detallado para cerrar la operación propuesta. Normalmente la investigación detallada por el comprador (“Due Diligence”) es un proceso laborioso, intenso y puede entorpecer enormemente las operaciones y rutinas diarias de nuestro cliente. Para minimizar este impacto negativo, coordinamos las actividades de los abogados, auditores, asesores fiscales, etc., de ambas partes, para asegurarnos que cada uno hace lo que tiene que hacer, cuando lo tiene que hacer, y lograr así, que la operación se realice con éxito.

Duración

Nuestra larga experiencia demuestra que se necesita entre seis y doce meses para vender una empresa española.