Opciones

Reunión Preliminar

Las empresas que estén pensando en adquirir una empresa española o extranjera, pueden contactar con nosotros para tener una reunión preliminar confidencial, sin compromiso alguno, para discutir sus criterios de adquisición

Si ya tenemos una empresa en cartera que busca un comprador o inversor, cuyas características coinciden con las buscadas, la presentaremos  al inversor  como posible adquisición.

Si no tenemos una empresa en cartera, con características que coincidan con las que busca el comprador o inversor, entonces ofrecemos varias opciones:

Actitud Pasiva

La mayoría de empresas atractivas y rentables no están, normalmente, en venta. Por lo tanto, si un comprador potencial actúa con una Actitud Pasiva,esperando  que una empresa llegue al mercado, podrá perder la oportunidad de encontrar empresas atractivas, que aunque no estén en venta, pueden estar dispuestas a ser adquiridas.

Si se espera pasivamente a que empresas lleguen a estar en venta, lo más probable es que no sean suficientemente atractivas. O si lo son, es probable que los dueños ya hayan nombrado asesores profesionales para ayudarles en la venta, lo que ouede implicar una Situación de Subasta, y en consecuencia, precios  más altos.

Situación de Subasta

Empresas atractivas en venta

están siendo examinadas por otros compradores.

Esto implica una situación competitiva

con precios mucho más altos.

De hecho, adquirir una buena empresa es muy similar a la búsqueda de un alto ejecutivo: los mejores ya están normalmente empleados y satisfechos en su puesto y raramente leen los anuncios en la prensa. Hay que buscarles activamente y seducirles para que dejen su trabajo actual.

La suerte juega un papel muy importante con una actitud pasiva. Hay que esperar hasta que una empresa atractiva y con las características que encajen con los deseos del comprador, llegue al mercado, y esto ocurre muy raramente en la práctica.

Actitud Activa

Con una Actitud Activa, realizamos una prospección completa y sistemática del mercado español o extranjero. Contactamos y filtramos  empresas con las características que coincidan con las deseadas por nuestro cliente. Luego, seducimos a las atractivas y las llevamos a la mesa de negociación,aunque nunca hayan estado en venta.

Mediante la toma de esta iniciativa, nuestro cliente casi siempre se encuentra en una Situación de Único Postor; y el nivel de éxito con este enfoque es muy alto Además, el cliente también obtiene, como subproducto, importante información general sobre el mercado.

Situación de Único Postor

La mayoría de las empresas atractivas

no están normalmente en venta.

Hay que seducirlas y

llevarlas a la mesa de negociación

creando una situación de único postor.

Esperar – Dejar Que el Vendedor Pague

A veces compradores potenciales nos preguntan porqué deben contratar nuestros servicios. Es decir, porqué no firmamos un Mandato de Venta con el vendedor y le cobramos nuestros honorarios.

Aparte de los motivos ya explicados, si tenemos un Mandato de Venta, en el análisis final, cuando cerramos una operación, serán los fondos que el vendedor recibirá eventualmente del comprador los que paguen nuestros honorarios.

Por lo tanto, si el comprador está, en efecto, pagando nuestros honorarios, tiene más sentido que actuemos por su cuenta y defendamos los intereses del inversor. Un mandato del vendedor nos obligaría, a proteger sus intereses y no los del inversor.

Dada nuestra larga experiencia en Fusiones y Adquisiciones, sabemos que si trabajamos para el comprador, éste podrá sentirse más cómodo por el hecho de que nuestra mediación permitirá negociar un precio inferior al que él podría conseguir por sí solo. Normalmente, nuestros “Honorarios de Éxito” representan solamente una  fracción de la diferencia de precio que podemos negociar.

Finalmente, poder informar a los vendedores potenciales  que es el comprador  quien pagará nuestros honorarios, permite atraer a muchas más empresas interesantes a la mesa de negociación.